Evita que el envío de correo masivo se convierta en spam

366

Una empresa, mediante estrategias de comunicación, debe ir creando poco a poco su lista de suscriptores. Y es que el envío de correo masivo de forma indiscriminada a un conjunto de usuarios que no nos han dado su permiso, otorga a la empresa que lo hace muy mala reputación online. Muy probablemente los usuarios marcarán ese correo como correo basura y el próximo envío irá de forma directa a la carpeta de spam. 

Envíos de correo masivo vs spam, ¿en qué se diferencian?

Antes de hablar sobre las diferencias entre ambos, es importante saber realmente, ¿qué es el correo basura o spam?

El spam, también denominado correo basura, es el envío de correos masivos a usuarios que no han dado su permiso para recibirlos, es decir, un envío no solicitado. Generalmente son envíos de grandes cantidades con fines publicitarios. A día de hoy los gestores de correo como Gmail, Yahoo o Hotmail tienen un sistema de filtrado inteligente que detecta este tipo de correos y los envía directamente a la carpeta de spam sin pasar por el buzón de entrada del destinatario.

¿Qué diferencia el envío de correos masivos del spam?

La primera diferencia que encontramos es en referencia al destinatario. En el email marketing el receptor del correo ha dado su permiso para recibirlo mientras que en el caso del spam no.

En el correo basura no hay ningún tipo de segmentación, se envía la campaña a la totalidad de la lista de contactos, que normalmente es de origen dudoso. En el mailing hay segmentación, se ajustan las campañas a los intereses, edad, zona geográfica... del usuario.

El contenido del email marketing suele ser de calidad, interesante y útil para el usuario, pero el spam es pura publicidad. La organización de una campaña de mailing está pensada, hay un orden y un diseño trabajado. Los correos basura son totalmente desorganizados y carecen de estructura.

El asunto de los correo basura suelen contener mayúsculas, muchos signos de exclamación y las denominadas spamwords, además de ser mensajes engañosos a diferencia de los de las newsletters que están pensados estratégicamente. Finalmente el spam no suele disponer de un enlace de baja en cambio en las campañas de emailing este se ve fácilmente, ya que es obligatorio por ley.

¿Cómo puedo evitar el spam?

En el mundo del correo masivo es aconsejable tener un nombre de dominio propio y autentificado. Cuando un usuario recibe una newsletter, que en el email del receptor aparezca el nombre de la empresa otorga seriedad, seguridad y confianza.

Un dominio propio autentificado da credibilidad al remitente y demuestra que éste se preocupa por su imagen. A la vez, ayuda a crear marca personal y los destinatarios ya sequedan con el nombre de la empresa y nos asocian a ella. También nos permite optimizar la entregabilidad de las campañas. Para la autentificación se utilizan las normas de los proveedores de correo que verifiquen la identidad del remitente para luchar contra el spam.

La mejor manera de evitar que tus envíos de correo masivo vayan a la carpeta de spam y lleguen al buzón de entrada es emplear una aplicación de email marketing, creadas para realizar esta función. Su uso garantiza una buena entregabilidad, además que con el editor gráfico del que disponen podemos crear newsletters fantásticas en tan solo 15 minutos.

¿Por qué existe el spam?

 El correo basura es la vía rápida y fácil del email marketing, pero otorga mala reputación a la empresa que lo realiza. Es costoso id consiguiendo suscriptores y crear una base de datos propia pero es lo que debemos hacer. Trabajar leads magnets atractivos y ofrecer algún regalo (un tutorial, un descuento, el primer capítulo de un curso…) es la mejor manera de llenar nuestra base de datos y generar una lista de contactos fieles.

¿Que consecuencias puede tener hacer spam?

Hacer spam da mal nombre y mala reputación a la empresa que lo realiza, los usuarios ya te marcan como sospechoso y no confiarán en tí en un futuro. Además hay una ley en el artículo 26 que prohíbe la práctica del spam y las sanciones por ello pueden llegar hasta los 30.000€.

El envío de correos masivos es el canal de comunicación más efectivo y rentable del mercado. Permite fidelizar clientes y conseguir un alto número de conversiones, así que no vale la pena malgastar esta gran oportunidad haciendo spam. Trabaja día tras día para generar las mejores newsletters para tus suscriptores y poco a poco generarás una engrosada lista de contactos.

Autor: Lidia Canals, Content Manager Junior de Mailify España.

Invitado
invitado

-

email correo masivo emailing spam suscriptores empresas campañas